Åk 6–9
 
Español/Soomaali
2.1 ¿Para qué se utilizan las funciones?
Las funciones las utilizamos todos en la vida cotidiana sin ser conscientes de ello. Recuerda cómo funcionaba la máquina de la que hablamos en la primera página. Se le da una orden en forma de número porque queremos que la máquina realice alguna función. Una vez recibida la orden o el número, la máquina responde con otro número y nos da una respuesta en forma de resultado. Por lo tanto, el resultado o número que nos da, depende del número que se introduce previamente en ella.
He aquí algunos ejemplos de las funciones que realizamos en nuestra vida diaria.

Ejemplo A

El teléfono móvil. Todos sabemos que cuantos más minutos se habla, más se paga. Hay una relación entre el tiempo que se usa el móvil y la cantidad de dinero que se debe abonar. A esta relación entre tiempo y dinero se le denomina función, porque la cantidad de dinero que se paga está en función del tiempo que se habla.
Pero el tiempo de uso del teléfono y la cantidad de dinero que se paga pueden variar, por esta razón se dice que estas cantidades son variables. Por lo tanto:
* El tiempo o los minutos que se usa el teléfono se considera como
una variable independiente.
* La cantidad de dinero que se paga por el uso del teléfono es
considerada variable dependiente, porque depende de la cantidad
de tiempo que se usa el móvil.


Si el importe del gasto del teléfono es de 2 kr. por minuto,
los precios serán los siguientes:


Foto: Fredrik Enander


Ejemplo B
.

Cuando compras plátanos o bananas, pagas en función de los kilos o gramos que pesan.
En este ejemplo, el peso es la variable independiente mientras que el precio es la variable dependiente. El precio está en función del peso.


Si el precio por kilo es de 12 kr., los importes serán los siguientes:





Foto: Fredrik Enander