Åk 6–9
 
Español
1.1 Introducción
El término "números negativos" posiblemente te resulte extraño pese a que, quizás, sin ser consciente de ello, lo utilizas en la vida cotidiana.
Por ejemplo:
En invierno habrás visto en la tele el mapa del tiempo, ¿te has fijado en cómo se representan las temperaturas?
¿Cómo se expresa con números que hace un frío muy intenso?
¿Cómo se anota, con números, una deuda o una pérdida económica?
Para precisar y simplificar la representación de estos conceptos de cantidades negativas, se han creado unos números. Con estos números se expresan estas frases de la vida cotidiana.




En matemática se busca precisar y simplificar lo más posible la escritura y por eso se han creado los números negativos.



  • La temperatura es un tema adecuado para hablar de los números negativos, especialmente en Suecia, cuando en invierno decimos: "Hay una temperatura de cinco grados bajo cero".

Foto: Fredrik Enander

  • En Oceanía, existe un lugar considerado el más profundo, el lugar está en las islas Mariana, tiene una profundidad de 10 000 m bajo el nivel del mar, al mismo tiempo conocemos que el punto más elevado está en el monte Everest a una altura de 8 848 m sobre el nivel del mar. El nivel del mar es considerado como el punto cero.

  • Los cristianos cuentan como el año cero, el año del nacimiento de Jesús. Los años anteriores a su nacimiento se les denomina antes de Cristo (a. C.) y después de Cristo (d. C.) a los posteriores.

  • Los ingresos económicos son contados como positivo, mientras que las deudas son negativas para la economía.

  • De las diferencias horarias ya te habrás fijado cuando tu famila hace alguna llamada telefónica a algún país fuera de Suecia, especialmente a Sudamérica. Porque la hora de allí no es la misma que la de aquí.
    El origen de estas diferencias horarias data de 1884, año en el que tuvo lugar una conferencia internacional en Washington con representantes de 25 países, donde se acordó establecer un meridiano de referencia para que todos los países adoptaran el día universal, es decir, el día que comienza a media noche (día solar) y que tendría una duración de 24 horas, quedando así dividida la Tierra en 24 zonas. El meridiano de Greenwich, que pasa por Londres, fue elegido como meridiano. Y puesto que la Tierra gira de Oeste a Este en su movimiento de rotación, al pasar de una zona horaria a la otra en dirección Este, hay que sumar una hora. Por el contrario, al pasar de Este a Oeste, hay que restar una hora.